diciembre 07, 2008

 

Conferencia sobre Multilateralismo y derecho internacional con el Sahara Occidental como objeto de estudio en Pretoria

Importante congreso sobre el Sahara Occidental en Sudáfrica (I) 05.12.08 Blog “Desde el Atlántico” Carlos Ruiz Miguel

En Pretoria se esta celebrando un importante congreso sobre la cuestión del Sahara Occidental, organizado por el Ministerio sudafricano de Asuntos Exteriores y la Universidad de Pretoria. Un evento donde se han dicho cosas importantes y que, sorprendentemente, no ha merecido hasta ahora la atención de la prensa saharaui, argelina o española. De la prensa marroquí mejor no hablar.

La primera jornada estaba compuesta por cinco sesiones.

En la primera intervinieron el profesor marroquí Abdehamid El Uali, designado por el gobierno de Rabat y el profesor saharaui Sidi Omar.

Sidi Omar hizo una intervención muy documentada donde puso de manifiesto que Marruecos antes de Mohamed VI habia aceptado oficialmente no solo el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, sino también su derecho a la independencia. Sidi Omar documento esto con declaraciones oficiales marroquíes del máximo nivel.

Por su parte, el profesor marroquí empezó pronto a revelar que su papel era el de provocar. He aquí algunas de sus afirmaciones:

- España debe "devolver" los territorios "ocupados" de Ceuta, Melilla y Chafarinas.

- El Sahara Occidental es "marroquí" desde tiempos "inmemoriales"

- El Tribunal Internacional de Justicia se equivoco en el asunto del Sahara Occidental

- Marruecos "cedió" a Argelia una gran parte de "sus" territorios en el tratado de fronteras firmado en Ifran.

Más adelante, siguió con su estrategia de provocación y de chantaje al moderador en las siguientes sesiones hasta que decidió abandonar el congreso.

En la segunda sesión intervinieron el profesor Macharia Munene, de la Universidad Internacional de los Estados Unidos de Nairobi y el periodista y escritor Toby Shelley, para hablar de la historia del Sahara Occidental.

En la tercera sesión, el profesor de la Universidad de San Francisco, Stephen Zunes y el investigador de la Universidad de Exeter, Jacob Mundy hicieron sendas profundas intervenciones sobre el papel de las organizaciones internacionales.

Stephen Zunes dijo que en el tema del Sahara Occidental nos hallamos ante el reto de decidir que Derecho Internacional va a regir en el siglo XXI: el derecho democrático a la autodeterminación de los pueblos o el derecho de conquista.

Por su parte, Jacob Mundy, quizás el mejor conocedor de la cuestión del Sahara Occidental actualmente, tras hacer un brillante análisis del dictamen del Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), discrepo de la afirmación del Secretario General de Naciones Unidas de que lo que estaba en juego era un conflicto de soberanías. A su juicio, el TIJ deja claro que la cuestión de la soberanía no admite discusión: solo hay un soberano, el pueblo saharaui.

En la cuarta sesión, el profesor Othman, de Tanzania, y el embajador USA y antiguo alto responsable de la MINURSO, Frank Rudy, siguieron hablando del papel de las organizaciones internacionales.

El profesor Othman indico la importancia del principio de la intangibilidad de las fronteras coloniales en Africa para mantener la paz. Refirió que este principio fue aprobado por una resolución de la Organización para la Unidad Africana (OUA), en 1964, con los solos votos en contra de Marruecos y Somalilandia, ambos con sendos proyectos expansionistas en su política exterior (el "Gran Marruecos" y la "Gran Somalilandia").

Por su parte, el embajador Frank Rudy hizo una sugestiva propuesta: dado que la MINURSO ha demostrado su incapacidad para organizar el referéndum y dar una solución al conflicto, conviene que esta se retire. En ese escenario, los actores se verán obligados a demostrar el alcance real de sus compromiso, sin poder velar sus verdaderas intenciones con la excusa de que del asunto se ocupa la MINURSO. Una propuesta digna de mucha consideración.

En la quinta sesión se presentaron cuatro comunicaciones de profesores de universidades de Argelia, España, Italia y México.

Importante congreso sobre el Sahara Occidental en Sudáfrica (II)

El Congreso sobre "Multilateralismo y Derecho Internacional con el Sahara Occidental como modelo" concluyo el viernes 5 con intervenciones extraordinariamente interesantes. Entre otras cosas se dieron datos que demostraban que el Sahara Occidental alberga inmensas riquezas que hacen del mismo un Estado totalmente viable.

La sexta sesión del Congreso acogió cuatro intervenciones.

En la primera, la profesora de Derecho Internacional de la London School of Echonomics, Christine Chinkin, estimó aplicable al Sahara Occidental el Derecho Internacional sobre situaciones de ocupación, que forma parte del Derecho Humanitario. Además, denuncio que Marruecos no ha ratificado el Tratado que establece el Tribunal Penal Internacional, lo que obstaculiza el enjuiciamiento de los responsables de crímenes contra la humanidad cometidos en la invasión del territorio por Marruecos.

En la segunda intervención, que correspondió al firmante de esta bitácora, se argumento que España no ha dejado de ser potencia administradora del Sahara Occidental y que, por ello, asume todas las obligaciones que el Derecho Internacional establece para este tipo de status. Hechos como el voto favorable y el impulso al acuerdo pesquero de la Unión Europea con Marruecos sobre aguas del Sahara constituyen, a este respecto, flagrantes violaciones de las obligaciones económicas impuestas por Derecho Internacional. Ante el problema de la imposibilidad de cumplir las obligaciones políticas que le incumben (fundamentalmente la celebración de un referéndum de autodeterminación), sugerí que se solicite un dictamen al Tribunal Internacional de Justicia para aclarar esta cuestión jurídica.

En la tercera intervención, el senador belga Pierre Galand subrayó la importancia de la solidaridad de la sociedad civil.

Y en la cuarta y ultima intervención, Aminetu Haidar, defensora de los derechos humanos en el Sahara Occidental que ha sido varias veces encarcelada por sus ideas y que recientemente galardonada con el premio de la Fundación Robert Kennedy, hizo una síntesis de las violaciones de derechos humanos que Marruecos ha cometido en el territorio.

La séptima sesión, dedicada a la cuestión de los recursos naturales del Sahara Occidental fue una de las más interesantes. Contó con dos sustanciosas intervenciones.

En la primera, el ex-subsecretario general de la ONU y responsable de su departamento jurídico, Hans Corell, rompió por fin el largo silencio que se impuso desde que el 29 de enero de 2002 publicara su famoso dictamen que estableció que la exploración y explotación de los recursos naturales del Sahara por Marruecos era ilegal si no se hacia en beneficio de la población originaria o de acuerdo con sus representantes. Además de rechazar las interpretaciones incorrectas que se hicieron de su dictamen, declaro que el Acuerdo pesquero de la UE con Marruecos viola el Derecho Internacional.

Por su parte, Erik Hagen, periodista noruego, hizo un análisis de las riquezas naturales que explota Marruecos: fosfatos, pesca, agricultura y arena, sin apenas emplear en esta actividad económica a la población originaria del territorio, sino a colonos marroquíes. Erik Hagen dijo que Marrueco obtiene cantidades ingentes de dinero del Sahara Occidental. Solo la explotación de los fosfatos solo en el año 2007 ha reportado a Marruecos 1.700 millones de dólares (o sea, unos 230.000 millones de las antiguas pesetas). Con esta fortuna (a la que hay que añadir la que se obtiene con la pesca y otras riquezas) el Sahara Occidental, no solo no seria un Estado "inviable", sino que seria un Estado con una elevadísima renta per capita.

La octava sesión contó con tres intervenciones.

En la primera, Francesco Bastagli, antiguo representante especial de Naciones Unidas para el Sahara Occidental y responsable de la MINURSO, dijo que la llamada "realpolitik" mina las relaciones internacionales que solo pueden conocer estabilidad y previsibilidad sobre la base del Derecho y la justicia. Por ello, denuncio la grave irresponsabilidad de quienes, siendo representantes de organizaciones internacionales, ponen por encima de todo a la "realpolitik". Alusión apenas disimulada a la conducta de Peter Van Walsum, ex-representante personal del Secretario General de Naciones Unidas para el Sahara Occidental. Bastagli, además, denunció la conspiración de silencio que se ha tejido en la ONU sobre la cuestión del Sahara Occidental. Mientras el SG de la ONU realiza diarias tomas de posición sobre los más diversos temas, llama la atención el silencio de muchos órganos de la ONU ante el expolio de las riquezas naturales del Sahara o la violación de derechos humanos en el territorio.

En la segunda intervención, un diputado sudafricano, Madasa, denunció que varios países árabes intentan disuadir a Sudáfrica de que apoye a la RASD con el argumento de que en el Sahara Occidental "no hay nada que merezca la pena".

Finalmente, en su tercera intervención, Mhamed Jadad, de la dirección política del Frente Polisario habló de la propuesta que el Frente Polisario presento, el 10 de abril de 2007 para solucionar el conflicto. La propuesta saharaui, se presentó antes de la propuesta marroquí de una llamada "autonomía" para el territorio, por lo que no es cierto que haya sido esta la que ha desencadenado la nueva dinámica política existente. En esa propuesta, el Frente Polisario deja claro que esta dispuesto a proporcionar todas las garantías posibles a los Estados vecinos, y especialmente a Marruecos, para que la independencia del Sahara Occidental no suponga el mas mínimo riesgo para la paz, la estabilidad y la unidad de la región norteafricana (el magreb).

El balance de este Congreso solo puede calificarse como extraordinariamente positivo. Y ello es así, porque se han escuchado ideas nuevas y constructivas, además de explorar nuevas vías que pueden hacer posible una evolución del conflicto hacia una autentica solución justa. Solo falta ahora que el Frente Polisario, como parte del conflicto, las asuma. Si además, Argelia, España y Mauritania, como partes interesadas y vecinas se comprometen seriamente en estas iniciativas, creo que puede haber una solución. Pero si no hay coraje de adoptar estas iniciativas me temo que el estancamiento puede seguir estancado.

Etiquetas: , , ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?