marzo 24, 2008

 

Una cadena humana de más de 2.500 personas pide el derribo del muro del Sáhara. Ficha técnica del muro de la vergüenza

La columna de los 1.000. Un grupo de estudiantes de periodismo pretende volver a poner de actualidad el conflicto

JOSÉ GOMAR_EL MUNDO

SMARA (SÁHARA).- La Hamada no tiene nada que ver con la imagen romántica de los desiertos que nos ofrecen los relatos de viajeros. Es una de las zonas más agrestes del Sahara, una tierra donde nada se puede sembrar pues no alberga más que arena fina y piedras sobre las que los niños juegan descalzos.

En esta franja cedida por Argelia se encuentran los cuatro campamentos que acogen a cerca de 200.000 refugiados saharauis. Estos asentamientos, equivalentes cada uno a una provincia administrativamente, reciben los nombres de algunas de las ciudades más importantes del Sahara occidental invadido por Marruecos: Smara, Aaiun, Auserd y Dajla. Nombres que intentan acomodar al recuerdo una realidad actual hostil pero que no son más que espejismos en la Hamada. Al igual que el conflicto del Sahara es un espejismo que se va diluyendo en la memoria colectiva de España, sobre todo entre los que nacieron después de que el país abandonara su última colonia africana en febrero de 1976.

Pero ha sido precisamente este colectivo, el de los jóvenes, el que ha comenzado una iniciativa para volver a poner la situación de los refugiados saharauis en el punto de mira internacional. La columna de los 1.000, surgida de un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, hizo el sábado más que honor a su nombre y reunió alrededor de 1.500 personas frente al muro que Marruecos construyó en los 80 a lo largo de más de 2.000 kilómetros, desde la frontera con Argelia hasta la de Mauritania. El reino alaui lo llama zona de separación, pero para los saharauis no es más que una barrera entre un Sahara ocupado y el territorio libre.

Durante 45 minutos, una cadena humana compuesta por españoles, saharauis, italianos y argelinos se manifestó con cientos de banderas de la República Árabe Democrática del Sáhara frente al muro marroquí en el paraje conocido como El Cuello, a 90 kilómetros de Smara.

Inicialmente se había previsto que la columna se quedara a un mínimo de dos kilómetros del muro cuyos alrededores están minados, pero los manifestantes se aproximaron hasta unos 800 metros. Dos vehículos de la ONU se acercaron hasta las inmediaciones para advertir de que se habían rebasado los límites acordados. La protesta de la columna de los 1.000 fue una llamada de atención a la comunidad internacional en una semana de gran importancia para el futuro inmediato del Sahara. En Nueva York había concluido sin éxito la cuarta ronda de negociaciones bilaterales auspiciadas por al ONU, que en su resolución 1.754 había impedido a Marruecos y al Frente Polisario a encontrar una solución pacífica a un conflicto que la Comunidad Internacional se ve incapaz de resolver.

Por una solución pacífica

Solución pacífica es también la que ha buscado la columna de los 1.000, y la que intenta promover por todos los medios Bachir Mustafá Sayed entre las bases y algunos sectores del ejército del Frente Polisario, que en las últimas semanas habían planteado la posibilidad de volver a la lucha armada tras 16 años de alto el fuego.

Bachir Mustafá Sayed, que participó en la formación del Frente Polisario es uno de los políticos saharauis más importantes de los últimos 30 años. Actualmente es ministro de organización del Frente Polisario y en anteriores etapas lo fue de Asuntos Exteriores, Salud y Educación.

En una charla ante la Columna de los 1.000 el dirigente polisario denunció la pretensión marroquí de "obstaculizar toda solución pacífica, justa y duradera al conflicto, tapar toda luz más allá del túnel y rentabilizar su estrategia de desestabilización y desmovilización del pueblo saharaui". Frente a ella, Sayed señaló el compromiso expresado por el Frente Polisario en su décimosegundo congreso, celebrado el pasado febrero, para dejar sólo dos alternativas a Marruecos: que acepte que el Polisario continuará llevando a cabo políticas de desarrollo y sociales en los campamentos y en territorio liberado, lo que Asid denominó "obra de paz", y continuar así un alto el fuego proactivo, o bien que Marruecos sea quien lo rompa unilateralmente y asuma la responsabilidad ante la comunidad internacional.

En ese caso, reiteró Bachir Mustafá Sayed, "tendría que ser Marruecos quien diera el paso". Pese a que no hay señales de una próxima actividad marroquí, el ejército saharaui permanece en un estado de alerta mayor que el habitual. Hoy en la wilaya de Smara las familias recibían con cierta preocupación la noticia de que los jóvenes a los que este año corresponde iniciar la instrucción militar deberán partir a los campos de entrenamiento mañana, ocho días antes de lo previsto, lo que se interpretaba como una aceleración de los preparativos ante un eventual conflicto en el futuro.

Bachir Mustafá Sayed contó a elmundo.es su preocupación por la aquiescencia de potencias internacionales como EEUU o Francia al mantenimiento indefinido del statu quo en el Sahara, "dando más tiempo a un fracaso programado por Marruecos". "Cuando una de las dos partes pide más tiempo, la otra tiene derecho a pedir una fecha tope para ver resultados".

Una cadena humana de más de 2.000 personas pide el derribo del muro del Sáhara

La acción duró unos 45 minutos a 500 metros del punto conocido como el 'recodo'

JESÚS LOZANO (EFE)

SÁHARA OCCIDENTAL.- Más de 2.000 personas han formado una cadena humana multicolor frente al muro militar marroquí que divide el Sahara Occidental para pedir su derribo, la celebración de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui y el fin de la ocupación del territorio.

Los participantes —en su gran mayoría españoles y saharauis, junto a italianos y argelinos— unieron sus manos formando una larga cadena longitudinal y en paralelo a los casi tres metros de muralla de arena, piedras y alambradas de espino. La acción se prolongó cerca de 45 minutos y se desarrolló a 500 metros del punto del muro conocido como el 'recodo', próximo al vértice fronterizo de Argelia y Mauritania.

La cadena humana se dividió posteriormente en distintos grupos que, entre cánticos y el característico ulular de las mujeres saharauis, gritaron consignas como "Marruecos culpable, España responsable" y "Libertad para el Sahara".

Las vestimentas blancas de los españoles contrastaban con las melfas (trajes multicolores tradicionales de las mujeres saharauis), la ropa oscura de los hombres de la zona y las decenas de banderas de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Varios grupos de españoles animaron el acto con instrumentos musicales traídos desde España.

Mohamed Ali Beiruk, un fotógrafo saharaui de 24 años que participó en la formación de la cadena, destacó que "la única solución es la guerra, porque después de 32 años hablando no se ha conseguido nada". Fadel, otro refugiado saharaui, que a sus 54 años se animó a sumarse a la protesta contra la construcción marroquí, opinó que el conflicto "tendrá una fin negociado" ya que sino "la guerra volverá" porque el Frente Polisario "no puede tener a los jóvenes de brazos cruzados".

Jornada sin incidentes con control de la ONU

La acción, en la que intervinieron también algunos niños y veteranos de guerra saharauis, transcurrió sin incidentes en una planicie desértica y pedregosa, supervisada por miembros de la misión de la ONU para el Sahara Occidental (MINURSO) a bordo de cinco vehículos todoterreno con militares de Uruguay, Italia, Brasil y Malasia.

Un helicóptero de Naciones Unidas sobrevoló además el área durante todo el desarrollo de la protesta. Al mismo tiempo, alrededor de diez soldados marroquíes observaban a los participantes encaramados en el muro e incluso se pudo ver a alguno de ellos caminando en sus proximidades.

Los organizadores de la marcha avisaron constantemente a los participantes del riesgo de minas en la zona, donde aún pueden verse restos de munición de la guerra entre Marruecos y el Polisario, tales como alguna granada.

Los participantes, que salieron al amanecer desde los campos de refugiados saharauis de Argelia, se trasladaron hasta el muro en una veintena de camiones y decenas de vehículos todoterreno dispuestos por el Polisario, que se encargó también del avituallamiento, la seguridad y la asistencia sanitaria. El recorrido duró cerca de tres horas en una mañana fría y algo ventosa a través de una llanura polvorienta tan sólo salpicada por acacias del desierto.

2.500 españoles en los campos de refugiados

Durante esta semana, alrededor de 2.500 españoles se han trasladado hasta los campos de refugiados saharauis para conocer la situación en que viven, colaborar en proyectos de cooperación y participar en la cadena humana en torno al muro, según los organizadores del viaje.

La acción de protesta, denominada 'Columna de los 1.000', es una iniciativa del grupo Voluntad y Determinación, formado por estudiantes de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, que concibieron una movilización no violenta contra la "injusticia y el olvido" que padece el pueblo saharaui.

La idea surgió hace un año, después de que estos universitarios visitaran por vez primera los campamentos saharauis de Argelia para conocer de primera mano cómo viven los refugiados y contó con el apoyo de la Coordinadora Estatal de Amigos del Pueblo Saharaui de España y de la Asociación de Presos y Desaparecidos Saharauis.

El muro de arena, piedra y alambre de espino -el más largo del mundo con 2.720 kilómetros- fue construido por Marruecos entre 1980 y 1987. Plagado de cientos de miles de minas antipersonas y antitanque, el muro atraviesa la antigua colonia española prácticamente de norte a sur, de tal forma que sus habitantes han quedado separados.

Los marroquíes controlan los dos tercios occidentales del territorio y la franja superior del norte, y el Polisario domina el lado oriental, fronterizo con Argelia y Mauritania. En 1991 se acordó un alto el fuego después de 16 años de guerra supervisado por la ONU, que apoyó un referéndum de autodeterminación y envió una misión al Sahara para su celebración, pero Marruecos ha rechazado hasta el momento la realización de la consulta alegando desacuerdos con la composición del censo de votantes.

El muro de la vergüenza, un crimen contra la Humanidad'' (ficha técnica)

Chahid El hafed, 20/03/2008 (SPS) Con una longitud de 2.720 kilómetros, levantado en seis etapas, guarnecido por 160.000 soldados armados, 240 baterías de artillería pesada, más de 20.000 Kms de alambre de espinos, miles de blindados y millones de minas antipersonas prohibidas por las convenciones internacionales, el ''muro o defensivo'' marroquí, conocido ahora por el nombre de "muro o de la vergüenza", es una gran muralla que divide a todo un pueblo y su territorio desde hace un cuarto de siglo mientras lo sabe toda la comunidad internacional.

Se trata de una fortificación militar que ha causado centenares de víctimas a un lado y a otra de sus costados, entre ellos civiles saharauis que quisieron atravesarlo o miles de animales en busca de pastos.

Vigilado por docenas de radares de largo y medio alcance, apoyado por aviación militar, con miles de carros blindados, missiles, cohetes, artillería pesada y bombas de racimo, este "crimen contra la Humanidad" sigue desafiando a todo el mundo con sus minas, alambre de espinos, fosos, armas de todo tipo, municiones y soldados.

Levantado en 1980 para dividir el Sáhara Occidental y separar a las familias, estas son las principales etapas de su construcción, que costó millones de dólares, y su mantenimiento cuesta otro tanto.

- 1er muro : De 500 Kms de largo, se empezó a construir en agosto de 1980 y se acabó en junio de 1982, para englobar lo que Marruecos llamó en la época ''el triángulo útil''. Se extiende desde Ras El Janfra a Bojador pasando por Jreibichat, Ras Lehmeira, Tuereght, Smara, Sekne y BuCráa.

- 2º muro : Con una distancia de 300 Kms, los trabajos de este muro comenzaron en diciembre de 1983 para terminarse en enero de 1984. Salía del sudoeste de BuCráa hasta englobar Amgala y Tuereght.

- 3er muro : En la parte nordeste de la Saguia el Hamra, con una longitud de 320 kilómetros, su construcción comenzó en abril de 1984 para acabarse en mayo del mismo año. Salía de Zaak hacia Ratmia, englobando aún Odei Teichitt, Echdeiria y Hausa.

- 4º muro : Con 380 Kms de largo, este muro salía de Taref Buhenda hacia Lebreiga pasando por Lebtana, Uarkziz, Mahbes, Farsia, Rus Ben Ameira, Graret El Kercha y Graret Lehdid. Fue comenzado en diciembre de 1984 y se terminó en enero de 1985.

- 5º muro : Sobre una distancia de 670 Kms, esta muralla se extiende desde el sudoeste de Amgala hacia Labeirda pasando por J'beilat El Bidh, Gor Lafkah, Taref Abda, Taref El Mejenza, Negjir, Uad ElHauli, Tayaret El Heimer y Imlili. Cuatro meses fueron necesarios para su construcción, de mayo a septiembre de 1985.

- 6º muro : A lo largo de 550 Km, este último muro fue construido de febrero a abril de 1987. Debía empezar desde Taref El Mejenza para acabarse cerca de El Guarguerat, en la costa atlántica, atravesando Tenuakka, Tenyalig, Dumes, Tadheruret, Glaib Tair Allal, Guelb Edhlim, Aadham El Aaguer, Laguer Labiadh y Baruaga, rodeando las ciudades del sudeste como Ausserd, Tichla y Bir Gandús.

* Tipos de minas instaladas en el Sáhara Occidental

Tipo de mina País fabricante Tipo de detonador VS-50 Italia detonador A/P/C plástico

M412-P5-SB-33 Portugal, España, Italia detonador A/P/C plástico

M35 Inglaterra detonador A/P/C plástico

M2 USA A/P de fragmentación

M15 USA detonador A/P mineral

M19 USA detonador A/P plástico

PRBM3 Bélgica detonador A/P plástico

M453-SB81 Portugal, Italia A/P de fragmentación

Las bombas de racimo fabricadas en Estados Unidos son lanzadas por aviones Mirage F1 en las diferentes incursiones de las Fuerzas Armadas Reales.

Además están las bombas de 250 a 950 kg, lanzadas por los aviones F 5, con detonadores retardados, sobre una gran parte del territorio para sembrar la muerte y el terror entre la población rural y diezmar el ganado. (SPS)

La “Columna de los mil” desafía al muro de Marruecos. Hernan Zin. En guerra. 20 minutos

Enlace de la noticia

Etiquetas: , , ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?