marzo 20, 2008

 

Finaliza la cuarta ronda de negociaciones sin avances. Marruecos rechaza en bloque las medidas de confianza de la ONU

Marruecos ''quiere imponer, no negociar'', denuncia el Frente Polisario

Manhasset (Estados Unidos), 18/03/2008 (SPS) Marruecos "quiere imponer" su plan de autonomía para el Sáhara Occidental "y no negociar" una solución que respete el derecho de los saharauis a la autodeterminación, denunció el lunes el Frente Polisario en la apertura de la 4ª ronda de conversaciones en Manhasset, cerca de Nueva York.

"La delegación marroquí ha venido a Manhasset para decir una vez más que no puede negociar más que la proposición (de autonomía) que prejuzga un reconocimiento de la “marroquinidad” del Sahara Occidental", se lamentó el jefe de la delegación saharaui, Mahfud Ali Beiba.

Esta posición de Rabat "es une pre-condición y prejuzga la salida de las negociaciones", afirmó en una alocución al principio de la 4ª ronda.

"En ningún caso esto puede llamarse negociar, es imponer", señaló, añadiendo que Marruecos "confunde autodeterminación con anexión forzosa. Además, continuó, Rabat "pretende que la organización de un referéndum es imposible, mientras que dice querer someter a un referéndum su autodenominada propuesta de solución". El referéndum, para Marruecos, "es imposible si incluya la elección de la independencia (del Sahara Occidental), pero se convierte en posible si la única opción ofrecida es la autonomía", señaló.

"Como han hecho todos los planes de paz precedentes aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU, el Frente Polisario considera que la celebración del referéndum de autodeterminación es posible y que debe incluir al menos dos opciones", entre ellas la independencia, añadió el Sr. Ali Beiba.

La delegación del Frente Polisario "está firmemente convencida de que el proceso de referéndum puede y debe ser reactivado, siguiendo las direcciones y las fases claramente detalladas en el Plan de Arreglo (de la ONU de 1990), en los Acuerdos de Houston (1997) y en el Plan Baker" (2003), indicó.

Todos estos planes y acuerdos "no pueden ser arrojados a la papelera de la historia a causa de una decisión precipitada e irracional adoptada de mal humor", dijo. "Intentar imponer un nuevo marco de solución sobre la base de algo que va contra el espíritu, la letra y el objetivo de los acuerdos de paz que han sido ya aceptados y aprobados por el Consejo de Seguridad es un intento que el Frente Polisario y, con toda certeza, las Naciones Unidas, la región y África no pueden firmar o aprobar", afirmó.

El negociador en jefe saharaui estimó necesario evitar que el proceso de negociaciones desemboque en un bloqueo, poniendo en guardia contra las "peligrosas consecuencias para las partes, la región y la credibilidad de la ONU para resolver los conflictos".

Afirmó que "el rechazo de Marruecos a debatir la propuesta (saharaui) de solución, unido a su oposición a todo debate sobre las medidas de confianza (propuestas por la ONU) y su continua violación de los Derechos Humanos en el territorio siembra las semilla de un posible bloqueo".

El Frente Polisario propuso a Rabat en abril de 2007, vía la ONU, un plan de paz para la organización de un referéndum libre y regular en el Sáhara Occidental, incluyendo las opciones de independencia, autonomía o integración a Marruecos.

"Más aún, el comportamiento de la delegación marroquí en las negociaciones de Manhasset está acompañado estos días por hechos sobre el terreno relacionados con grandes movimientos de tropas, maniobras militares y preparaciones logísticas de gran envergadura" en los territorios saharauis ocupados, denunció Mahfud Ali Beiba.

Pidió a la ONU que "tome ventaja de esta oportunidad" de las negociaciones y "asuma sus responsabilidades, porque nos parece que una oportunidad histórica mejore que ésta no puede presentarse", estimó.

Como se sabe, Marruecos y el Frente Polisario entablaron formalmente el lunes la cuarta ronda de negociaciones bajo la égida de Naciones Unidas, de acuerdo con las resoluciones 1754 y 1783, aprobadas en 2007 por el Consejo de Seguridad de la ONU y la Asamblea General, que piden a las dos partes en conflicto que negocien "de buena fe y sin condiciones previas" para alcanzar una "solución política mutuamente aceptable, que respete el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación". El Sr. Peter Van Walsum, Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, al Sáhara Occidental, tiene la misión de facilitar estas conversaciones.

Tras haber dirigido tres rondas de negociaciones desde el pasado junio entre las dos partes en conflicto, Van Walsum declaró en febrero que no había encontrado aún una solución a este conflicto.

"No tengo nuevo plan para salir del bloqueo", añadió durante un recorrido por la región. (SPS)

Marruecos rechaza en bloque las medidas de confianza de la ONU

Manhasset (Estados Unidos), 19/03/2008 (SPS) Marruecos rechazó en bloque el martes las medidas humanitarias de confianza propuestas por la ONU durante la 4ª ronda de negociaciones con el Frente Polisario, que terminaron el martes en Manhasset, cerca de Nueva York, sin registrar progresos verdaderos.

Sin embargo las dos partes, que negocian desde el pasado junio bajo la égida de Naciones Unidas, convinieron en una quinta cita, de la que el lugar y la fecha están por precisar, indica en un corto comunicado Peter Van Walsum, Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, al Sáhara occidental.

"Entre las numerosas proposiciones que he hecho para ensanchar las medidas de confianza, ha habido un acuerdo entre las dos partes para explorar el establecimiento de visitas de familias por vía terrestre, que vendrá a añadirse al programa actual de visitas por los aires", añade. El mediador de la ONU se refería al programa supervisado por el Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) de intercambio de visitas entre familias saharauis de los campamentos de refugiados y de los territorios saharauis ocupados desde 1975 por Marruecos.

Estas familias están separadas por el muro de arena construido desde el año 1980 por Marruecos a lo largo de más de 2.000 km, que corta en dos el Sáhara Occidental. Esta construcción militar está plagada de unos seis millones de minas.

"No hay progreso sustancial sobre una solución definitiva y justa del conflicto, a causa de la tradicional intransigencia de Marruecos", ha declarado a APS Ahmed Bujari, representante del Frente Polisario ante las Naciones Unidas y miembro de la delegación saharaui en las negociaciones de Manhasset.

Bujari, con el que se habló por teléfono poco después de que terminara la 4ª ronda de debates, indicó que "las proposiciones del Enviado Personal sobre las medidas de confianza fueron aceptadas por completo por el Frente Polisario, pero Marruecos las rechazó".

Estas medidas "se refieren al intercambio de delegaciones políticas de alto nivel entre las dos partes, el desminado y la formación de comisiones mixtas militares entre Marruecos y el Frente Polisario, para asegurar, entre otras cosas, el respeto del alto el fuego" en vigor desde septiembre de 1991, precisó.

El Sr. Van Walsum propuso también "que se organizasen seminarios periódicos y regulares entre los representantes de la población saharaui (a los dos lados del muro) para hablar de temas que no sean políticos", añadió el diplomático saharaui.

El Frente Polisario quiso también "incluir en la agenda de las negociaciones el asunto de los Derechos Humanos que son pisoteados de manera cotidiana en los territorios ocupados por Marruecos", señaló Bujari.

Pero Rabat "se negó, como rechazó las medidas de confianza de la ONU", denunció.

Las dos partes "han aceptado el intercambio de visitas familiares por vía terrestre, pero eso no son las medidas de confianza propuestas a la base por el Enviado Personal" de Ban Ki-Moon, hizo notar.

Sin embargo, Bujari afirmó que "a pesar de la ausencia de progresos sustanciales, el Frente Polisario no dice que el proceso de Manhasset esté agotado".

"Estamos dispuestos a seguir en el proceso y a participar en una quinta ronda", aseguró.

"Seguimos lamentando que Marruecos, potencia ocupante colonial del Sahara Occidental, se niegue, como hicieron otras potencias coloniales en el pasado, a afrontar la realidad y reconocer la verdad y la legalidad que proclaman la necesidad de respetar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, a través de la organización de un referéndum libre y regular", señaló.

Afirmó que la propuesta marroquí de autonomía para el Sahara Occidental "es inaceptable como única opción del referéndum, porque su punto de partida es decir que ese territorio es marroquí".

"Nuestra posición es de lo más racional y de lo más flexible, en la medida en que decimos que la proposición marroquí y la proposición del Frente Polisario (de independencia para el Sahara Occidental) deben ser la dos objeto del referéndum de autodeterminación, para dejar que escoja el pueblo saharaui", concluyó. (SPS)

Enlace de la noticia

Etiquetas: ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?