mayo 28, 2008

 

Segunda sesión de las II Jornadas de las Universidades públicas madrileñas sobre el Sahara Occidental

El segundo día de las II Jornadas de las Universidades públicas madrileñas sobre el Sahara Occidental "Tiempo presente en el Sahara Occidental: cooperación, derechos humanos, cultura, política" comenzaba con la Mesa redonda “España y el futuro del Sáhara Occidental”, en la que han participado diferentes diputados del Parlamento español.

Gaspar Llamazares, diputado IU presentó diferentes iniciativas que puedan hacer superar la "frustración" que vive la sociedad española con respecto a las posturas adoptadas en relación al tema del Sahara Occidental. Llamazares habló sobre la necesidad de recuperar el equilibrio en favor del derecho internacional; ayudar al fortalecimiento de una verdadera democracia en Marruecos; el reconocimiento diplomático del Frente Polisario; que desde España se presione por la liberación de los presos políticos saharauis; que se hagan visitas a los territorios ocupados sin restricciones y más implicación humanitaria y el fin de la venta de armas. Lanzó como propuesta la presión sobre las organizaciones sociales y culturales a favor de la causa saharaui.

Fátima Aburto, diputada PSOE aseguró que el Gobierno del PSOE "nunca" ha renunciado a la legalidad internacional y calificó de "absurdas" las acusaciones de que los socialistas han puesto los intereses de España por encima de los del Sáhara.

Aitor Esteban, diputado PNV-EAJ explicó su preocupación por las declaraciones de Van Walsum, y expresó su temor a que las instancias internacionales abandonen los principios de la legalidad internacional. Según el diputado vasco la política realizada por el gobierno español en relación con el tema del Sahara en estos cuatro años no ha sido buena y criticó la actuación de la MINURSO al no proteger los derechos humanos de los civiles saharauis en las zonas ocupadas.

El diputado del PP Guillermo Mariscal, reiteró que el problema del Sahara es un problema político y no únicamente humanitario. Mariscal, que recientemente participó en las celebraciones del 35 aniversario del Polisario en Tifariti, expresó la necesidad de denunciar las violaciones de derechos humanos en las zonas ocupadas, la participación de España en proyectos de sensibilización contra las minas antipersonales sembradas por Marruecos a lo largo del territorio y la obligación del Instituto Cervantes en la promoción del uso del español en el Sahara.

También participó en la mesa Luis Gómez-Puyuelo, de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz.

En la Mesa redonda “Territorios ocupados y derechos humanos” estuvieron presentes los activistas saharauis de derechos humanos Brahim Numria y miembro de CODESA, Brahim Dahan, presidente de la ASVDH (Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos ). También participaron Alfonso López Borgoñoz de Amnistía Internacional, Abdelillah Benabdslam, vicepresidente de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, Baba Sayed representando a AFAPREDESA (Asociación de familiares de desaparecidos saharauis), y la mesa estuvo moderada por el abogado Joan Garcés.

El activista de derechos humanos Brahim Numria expresó la sensación de abandono que han tenido durante muchos años los activistas de derechos humanos y la población saharaui de las zonas ocupadas. En esa época había constantes desapariciones forzosas, por las que no sabía durante años del paradero de los desaparecidos que estaban en cárceles secretas o muchos de ellos fueron asesinados. El propio Numria fue víctima de desaparición hasta el año 1991. Con la llegada de la MINURSO la situación no cambió, y llegaron a entregar a las autoridades marrpquíes a saharauis que pedían amparo. A partir del año 2000 empezaron a cambiar las cosas, en especial con el uso de Internet por parte de los activistas, Marruecos no pudo entonces parar que el mundo conociera las violaciones de derechos humanos cometidas. Actualmente Marruecos está desplegando una campaña para evitar la presión mediática de la información de la Intifada en los medios de comunicación.

Por su parte Brahim Dahan, de la ASVDH, recordó la etapa entre 1975 y 1977 en la que Marruecos realizó un auténtico genocidio contra el pueblo saharaui, con una campaña sistemática de liquidación y exterminio, con asesinatos, fosas comunes, lanzamiento de presos desde helicópteros. Posteriormente se llevó a cabo un período de desapariciones forzosas en las cárceles marroquíes, de las que el propio Dahan fue víctima. Se sufrían violaciones y todo tipo de torturas. Hoy en día las asociaciones de derechos humanos saharauis no pueden inscribirse en el registro de asociaciones marroquíes y las violaciones de derechos humanos se sigue cometiendo cada día. Brahim Dahan reiteró a la sociedad civil y mundo intelectual para que hablen en todos los foros posibles de la situación de las zonas ocupadas.

Ya por la tarde, tuvo lugar la Mesa redonda "La dimensión internacional del Sahara Occidental".

Vusi Bruce Koloane, Embajador de Sudáfrica en España lamentó la posición adoptada por Marruecos en este contencioso y que resumió como la pretensión de que "todo el mundo" reconozca que la "única" solución al conflicto pasa por la "autonomía en el marco de la soberanía marroquí". El entonces gobierno sudafricano de Nelson Mandela reconoció a la RASD en 2004, pese a las fuertes presiones de Marruecos. El embajador interpeló a los presentes “¿Ustedes de parte de quién se pondrían, de los ángeles o del demonio?”.

Mohamed Haneche, Embajador de Argelia en España instó a la comunidad internacional a que anteponga el respeto a los principios de la legalidad internacional en el contencioso del Sáhara Occidental a sus intereses. Haneche lamentó que el contencioso del Sáhara siga hoy "estancado", a pesar de las negociaciones en curso entre Marruecos y el Polisario. Por otra parte, aseguró que el problema del Sáhara no es un problema bilateral entre Marruecos y Argelia, país este último que, afirmó, no tiene ninguna reivindicación sobre este contencioso.

Hach Ahmed, Ministro-Delegado RASD para América Latina, recordó que el Polisario no se opone a que la autonomía sea una de las opciones posibles que se incluyan en un eventual referéndum de autodeterminación al pueblo saharaui, pero precisó que en esa consulta la independencia también debe tener cabida.

Para finalizar la jornada, los poetas de la Generación de la Amistad saharaui ofrecieron una lectura de poemas saharauis. Zahra Hasnaui y Bahía Mahmud Awah hicieron un repaso a la creación poética saharaui en español. Los poetas en su intervención recordaron que "sus versos acompañan y cantan el clamor de la libertad que gritan los saharauis en las violadas calles de El Aaiun, de Dajla, de Bojador y de Smara".

Muy próximo al lugar de celebración de las jornadas, el escritor Eduardo Galeano presentaba en la Casa de América su último libro "Espejos". A una pregunta sobre su compromiso con la causa saharaui Galeano, que se lamentó de que "algunos muros sean tan altisonantes y otros muros sean tan mudos", se declaró "internacionalista porque creo en la certeza de que podemos ser compatriotas de gentes que nacieron en otros lugares del mapa, por eso me siento tan identificado con un pueblo al que le robaron la patria".

Enlace de la noticia

Etiquetas: , , , , ,


Comments: Publicar un comentario en la entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?